Cambios en los Protectores Auditivos

03/07/2009
¿Por qué la EPA decidió actualizar el reglamento que gobierna los NRR y cómo estos cambios afectaran a los DPA?

Incluso con una cuidadosa atención a los procedimientos administrativos y estableciendo o modificando controles de ingeniería, los dispositivos de protección auditiva a menudo son la primera y única opción en lo que se refiere a protección contra la exposición ruidos peligrosos. La buena noticia es que los dispositivos de protección auditiva (DPA) ciertamente son capaces de hacer lo que esperamos de ellos en la mayoría de los casos. La selección cuidadosa de los DPA para el correcto uso de los mismos puede proteger eficazmente las personas en el lugar de trabajo.

En estados unidos la EPA ha sido responsable de la regulación de cómo los DPA son etiquetados y evaluados desde 1970. La agencia está en proceso de actualizar la norma que regula la calificación para los niveles de reducción de ruido (NRR) por una variedad de razones:

• Algunos de los DPA que hay hoy en el mercado, ni siquiera se habían inventado cuando la norma fue promulgada, y la vieja forma de evaluar a los DPA puede no estar sujeta a ella. Los ejemplos incluyen DPA electrónicos, tales como protectores de oído electrónicos que cancelan ruidos.

• El sistema de evaluación de laboratorio para los DPA en la cual se basa los niveles de reducción de ruido (NRR), es obsoleto. La EPA utiliza un procedimiento de 1974, la revisión más reciente de ANSI a este procedimiento se completó en el 2008.

•El NRR no es representativo en cómo se utilizan los protectores auditivos en el campo actualmente.

• El sistema de la EPA se ha desarrollado sobre informaciones de exposiciones ante el ruido ponderado-C. Desde que OSHA requiere del uso de información de exposiciones de ruido ponderado-A para la conservación auditiva, muy pocas personas han recolectado y usan información sobre exposiciones contra el ponderado-C, causando que la OSHA reste 7 dB del NRR.

• Las variables individuales son importantes. El proceso actual de selección de un NRR resulta en un número único, cuando en realidad, las técnicas de uso individual, las diferencias en el tamaño del canal auditivo y la forma da como resultado diferencias significativas en el nivel de protección provisto. Incluso los datos perfectamente controlados en laboratorio, es común ver variables entre los sujetos de prueba de 5 dB o más en algunas frecuencias de ensayo.

La propuesta actual bajo la consideración de la EPA es la adopción de normas actualizadas y desarrollar una etiqueta que refleje las variables que se pueden esperar de los DPA. En lugar de un único número NRR, es probable que la EPA adopte algo similar al estimado de consumo de combustible por millas como los que aparecen en los autos nuevos.

El mensaje básico es muy simple: el rendimiento puede variar en función de cómo se utiliza los equipos de protección auditiva. Dado que la EPA aún debe referirse al término NRR para regular las etiquetas de los DPA, es probable que la nueva calificación aun sea la de un NRR, pero en lugar de un número único, refleje todo un rango de rendimiento.